Yo como Shah Jahan

El sábado dia 15 empezó de manera bastante surrealista, haciendo honor al eslógan de Incredible India.

Durante la semana me habían pedido que asistiera a una grabación de teatro, gente de JNU. Me había intentado escaquear, ya que la búsqueda de casa, house hunging, me lleva de cabeza. Al final, no sé cómo el Prof. Chattopadyay me lió para que fuera y me vino a buscar de buena mañana en un taxi. En lugar de ir a JNU, me llevaron a un estudio de doblaje profesional de Safdarjung Enclave. Nada que envidiar a los estudios de Barcelona… al menos por lo que he visto hasta el momento.

De golpe, un hombre con los pelos largos, un poco de científico iluminado, empezó a dar instrucciones por un micro mientras me encerraban en un cubículo como los de Operación Triumfo, casco en las orejas y micro enfrente. Resulta que el de los pelos era un gurú del sonido de Bollywood que habían traído de Mumbai para llevar a cabo este proyecto de traducción a 8 lenguas. El texto colgaba de un clip a mi lado, un texto larguísimo. Resulta que me habían elegido, sin casting, obviamente, para doblar a Shah Jahan en la obra de teatro que explica la historia de la construcción del Taj Mahal cada noche en Agra. A partir de ya, todos los turistas españoles que vayan a la actuación recibirán unos auriculares con la traducción de los textos en hindi y el emperador, seré yo… Lo cierto, es que pasó de ser una situación embarazosa, a una experiencia genial. Al final me divertí, que es lo que el científico loco esperaba… pero tuve que llorar por la muerte de Mumtaz Mahal, ilusionarme con la visión de la obra terminada, mandar a mis criados y cosas por el estilo.

Y de propina me llevé 7000 rupias… que aún no he cobrado.

En el entreacto, o sea en un descanso de mi grabación que duró desde las 11 hasta las 6 de la tarde, más o menos, vinieron unos del Congress que estaban en campaña a grabar el anuncio del candidato de Palam. No entendí mucho, sólo me di cuenta que la campaña electoral implica a mucha gente, y que los anuncios tienen un estilo totalmente contrario al nuestro. Un tipo con una cara muy amenazadora gritaba VIVA EL CONGRESS VIVA EL CONGRESS (Congress Jai, Congress jai) y luego VIVA SONIA GANDHI, VIVA SHEILA DIKSIT y un grupo en segundo término decía VIVAN VIVAN… Más tarde gritaban una larga retaíla de no sé qué, donde se podía entrever que hacía referencia al candidato para la circunscripción de Palam y decía algo contra la oposición. Después le pidieron a una chica, que estaba allí, pero no venía con ellos, que leyera una frase pero con acento de Haryana; el caso es que la pobre no era de Haryana así que no le salía demasiado convincente… ¿Porqué de Haryana? Ni idea… Se llevaron la grabación, a la que el científico loco, gurú del sonido en Bollywood, dio su aprovación, en un CD-ROM cutre cutre cutre… sin ni tan siquiera una caja!

Cosas de la vida… pensó el Emperador Shah Jahan en su papel de Enric por un sábado.

P.S. No os perdáis el espectáculo, no por mi, sino por la voz de Mumtaz Mahal, la Emperatriz, que cada vez que habla parece que vaya a tener un orgasmo…

Taj Mahal

4 comentarios sobre “Yo como Shah Jahan

  1. Ei. Primer admirar-me de com pots arribar a passar per experiències tant truculentes i excepcionals com ara convertirte en la versió castellana d’un emperador indi per a turistes. La seona sento dirte-la, però et recomano que passis el corrector de castellà sempre que deixis emprenta escrita de les teves tropelies (castellanada al canto) pq hi ha algunes faltes estranyament inusuals per un nadiu, especialment si et contracten com a profe de castellà. Un petó molt fort!

  2. Toma ya!

    Ahora eres también actor de doblaje!
    jajaja

    venga,
    me reprimo, me reprimo, me reprimo

    no voy a mandar un e-mail común a la delegación,
    no voy a mandar un e-mail común a la delegación,
    no voy a mandar un e-mail común a la delegación,

    jajaja

    Un brazo

    Pinto-san

Los comentarios están cerrados.