Boda bihari

Es temporada de bodas en Delhi y supongo que en toda la India. Con el frío, parece que llegan tiempos casa de celebracióauspiciosos y se producen muchísimas bodas. Durante todo el año es fácil encontrar carpas aquí y allá para celebrar la recepción, el acto público principal del matrimonio, donde él llega y “conoce” a la que será su esposa, se realiza una puja y él, con toda su familia, se lleva a la novia a su nuevo hogar. Es lo más similar a una boda europea que, por supuesto, no incluye todas las ceremonias anteriores y posteriores (aunque no exime a los familiares de algunos dolores de cabeza). Pero, como decía, si durante el año es bastante común ver carpas de celebración aquí y allí, estas semanas se amontonan y crecen como setas por toda la ciudad. Hay calles con grandes espacios abiertos que acumulan cinco y seis bodas dispuestas consecutivamente con luces, música a todo volumen, decoraciones extravagantes, apoteósicas, elegantes… depende de cada cual. Siempre es interesante ver como son estos festejos familiares y colarse, fue la primera opción que tuve para verlo, pero ahora que ya conozco a algunas personas en la ciudad, he conseguido ir más allá. Ser invitado a una recepción e incluso a las ceremonias privadas ha sido el siguiente paso. En los próximos posts os cuento como ha ido esta boda bihari en Vasundhara, Gazhiabad, donde se casaba una prima de Shilpi, mi amiga, con un chico residente en Gujarat (Delhi les resultó un punto medio de encuentro).

Anuncios