El albaricoque kashmiri

Dicen que en las montañas de Kargil y en el Cáucaso nacen unos albaricoques cuyas semillas contienen una especie de almendras. Los kashmiris los secan y los guardan para el invierno cuando el dulce del albaricoque se complementa con la energía de la pseudoalmendra escondida en su hueso. Lo crean o no lo crean, anteayer tuve la oportunidad de probar una de estas delicias de la frutería seca. Y me gustó, me gustó mucho. Sólo me pregunto si en realidad lo que sucedió es que alguien sacó el hueso y metió una almendra antes de poner la fruta a secar, o es simplemente otra demostración de esta Incredible India

Anuncios