Vislumbrando de qué va el Cervantes

Después de la patética errata en la puerta, corregida por lo que he visto, mi siguiente encuentro con el Cervantes fue el lanzamiento de la revista Vislumbres. Elaborada por la Embajada con la colaboración de todos los países iberoamericanos y Portugal, la revista tiene algunos intríngulis. El primero, por que no se traduce al hindi o a alguna lengua india si pretende ser un puente entre Latinoamerica y la India. Tengo estudiantes que no leen bien el inglés, pero conocen a la perfección el hindi y el urdu. Entiendo que la traducción hubiera sido complicada, pero a parte de eso, no hay excusas. En segundo lugar, no entiendo porque la Embajada de España paga una revista donde aparentemente aparecen muchos más países representados. Que suelten un duro si quieren aparecer ahí, no? Ahí tal vez me paso de frenada, porque nadie me ha dicho oficialmente que los demás no pusieron ni un duro, lo he deducido yo solito. Finalmente, me cabrea que no me hayan pedido que escriba… lo podría haber hecho estupendamente.

De todos modos, la revista es genial, con un trabajazo gráfico y hay que esperar que tenga continuidad, porque las revistas anuales tienen a morir a los 3 números.

Mi queja y esta es grave vino por el acto en si mismo. Me llamaron pidiendo que trajera a 10 personas que entendieran español. Me pareció una buena oportunidad para que mis alumnos más avanzados estuvieran en un acto en español y los invité, pidiéndoles que se vistieran adecuadamente para la ocasión. La mayoría vinieron, llegaron puntuales y ocuparon unos asientos en la parte posterior de la sala. La sorpresa llegó cuando vino una persona de la embajada a decir que los estudiantes tenían que ir de pie, a lo que respondí que mis estudiantes habían entrado con invitación igual que cualquiera y que no me parecía bien. A continuación llegó el ilustre Óscar Pujol, una persona a la que admiro, pero que estuvo, a mi entender, mi fuera de lugar, cuando me repitió que nos agradecerían que nos pusieramos de pie detrás (yo también), porque iban a venir más personas de las previstas. Mis alumnos acataron, pero yo me negué a tal cosa, porque los que se merecían las sillas más que nosotros no eran ancianos en sillas de ruedas sino otros europeitos blanquitos bien vestidos y recién salidos de la peluquería. Para colofón los estudiantes no pudieron conseguir la revista, porque no había suficientes y nos invitaron a ir a la Embajada a recogerlas cuando quisieramos.

Tal vez me salgo de madre, pero me parecen varias cosas:

1. Mis estudiantes son personas normales, aunque de nacionalidad india, por lo tanto exijo que se las trate con igualdad. En mi clase, intento crear un espacio de respeto e igualdad, donde si hay un problema se debate. Intento enseñar que en España las cosas son algo distintas que en la India. Me parece intolerable que la casa de la cultura española en la India, de golpe, decida ser más papista que el Papa y por su mala planificación pida a unos invitados que ya están sentados que se levantes sólo por su edad, ocupación y nacionalidad, sin tener en cuenta ningún otro criterio. El Cervantes no tiene sentido si no hay estudiantes de español, gente común interesada por la cultura del país, así que lo que deberían haber hecho era hacerles reverencias por dignarse a curzar media ciudad para venir a un acto donde los trataron mal. Ellos son el motivo de que haya un cervantes y  no las señoras salidas de la peluquería.

2. Para muchos de mis alumnos, tener la revista era una de las pocas maneras de acceder a una publicación en español. Así pues, porqué debe darse prioridad a los invitados de primera categoría, cuando este tipo de acciones de la embajada tendrían que ir dirigidas a los indios que están interesados por nuestra cultura. La mayoría de los que se llevaron un ejemplar, lo pondran en su extensa biblioteca y tal vez lo ojearan un par de veces. Para mis alumnos tenía mucho más sentido que una simple sucesión de páginas en edición bilingüe.

3. Me parece intolerable que el director del Cervantes pueda venir y decirme que “los alumnos lo entienden”. Claro que lo entienden, pero entonces qué hacemos nosotros aquí… Ahí cabe decir que ellos fueron más educados que yo, porque yo me hubiera retirado del acto sin dudarlo. Y para colmo, oí como algunos nos agradecían que les hubieramos invitado. Pero si hay que agradecerles a ellos que atendieran al acto. Cuando a uno le muestran que no es bienvenido, que sólo se le ha llamado para llenar espacios, la respuesta debería ser immediata. Me avergüenzo de haberles pedido que se vistieran bien, que llegaran a tiempo y demás. El Cervantes no se lo merecía.

4. Como siempre en los actos de la Embajada de España la comida sale con cuentagotas. Hay que traer a unos cuantos camareros de bares de tapas andaluces que saquen las tapitas de chipirones con ritmo, porque sino uno se muere de hambre. Y aunque están intentando aumentar el cupo de copas de vino que sirven, todavía me parecen pocas (además deberían poner las botellas a la vista para hacer publicidad de los vinos españoles que todavía son poco conocidos en la India).

Anuncios

8 pensamientos en “Vislumbrando de qué va el Cervantes

  1. Ostrás! Ke mogollón!

    Llevo un tiempo sin meterme porque estoy de exámenes
    de todo (doctorado+carrera+máster) y me tengo que poner
    al día.

    Jo! Qué impresentables y qué mal rollo y qué mal rato.

    Estoy contigo!
    Es más, si el que está ahí es Pinto-Teacher,
    de las sillas mis alumnos no se mueven!!!!

    Un brazo y keep teaching, please!

    (^o^) Pinto-Pinto

  2. Hola Enric, me paseo por tu blog por primera vez y me encanta, buen trabajo. La verdad es que el Cervantes aquí o allí siempre es lo mismo. Recuerdo una copa de Europa con España finalista… recuerdo una gran pantalla y comida… recuerdo al propio director vigilando que solo entraran españoles o embajadores… ¡triste!

  3. Hola, acabamos de encontrar tu blog, siguiendo el rastro que has dejado en el blog Crónicas asiáticas.

    Muy interesante lo que cuentas, compañero. Por lo que hemos podido leer, se ve que eres un colaborador más. Por eso, queríamo darte a conocer nuestro blog, donde desde hace 3 años tratamos asuntos relacionados con el funcionamiento del IC y la precaria situación laboral de la mayor parte del profesorado.

    Recibimos con placer todo tipo de noticias sobre lo que ocurre en tu IC, y animamos a participar en el blog a todos los compañeros.

    Un saludo,

    Los arrendados

  4. Esa mala experiencia justifica este artículo, aunque yo no llegaría tan lejos (son cosas que pasan, etc). No obstante, interviniendo en el mundo te has dejado utilizar. Me temo que allí el verdadero asunto va por otros lares y tiene pinta de ser más sucio que esta anécdota desafortunada.

  5. Desde luego este IC no se merece unos estudiantes tan ilusionados. Verdaderamente penoso.

Los comentarios están cerrados.