El humo de los autobuses

Siempre me había preguntado cual era el extraño motivo que hacía que los autobuses siempre echaran el humo encima de los pasajeros del autorickshaw. Muchos autobuses tienen una especie de escape en la parte delantera que está a la altura de los asientos de estos taxis con corazón de ciclomotor, así que en plena temporada estival al calor propio de Delhi se suma el fétido aire de los motores lleno de carboncillo y otros gases tóxicos. Hoy he visto la luz y el misterio está a punto de dejar de serlo. La respuesta es obvia. El conductor del autorickshaw sufre como nosotros los abusos de estos tubos de escape mal puestos, pero al tener él el control, puede apañarselas para hacer avanzar minimamente el vehículo, hasta que él sale del radio de acción de los humos. Y ahí es cuando los humos alcanzan a los pasajeros, que evidentemente se sientan inmediatamente detrás del conductor.He visto la luz.

Anuncios