Porque hay que probar el McDonalds

En todos los mercados…

De entrada, hay que constatar que el McDonalds no es el restaurante, si se le puede llamar tal, que peor huele de la India. Tal honor ha sido conquistado pro el Subway que hace revolver las tripas de todo el que pasa por su puerta… Y desmontando tópicos, el McDonalds es el único lugar donde el concepto de fast food cumple con su función, puesto que en la mayor parte de tales locales, te sirven casi igual de lento que en otro cualquier restaurante de categoría, así que uno solo termina por recurrir a ellso por lo económico de los precios… cuando son económicos.

Pero el verdadero prodigio de McDonalds es haberse adaptado con su tradicional menú de hamburguesa a un país donde ni la ternera ni el cerdo disfrutan de una gran popularidad, por no decir la carne en sí misma. Lo único que nos recuerda al consabido menú de nuestros países de origen es el McPollo y el McFilete de Pescado que mantienen la receta tradicional (digo receta, por decir algo). El resto de bocadillos son piruetas de originalidad para adaptar el concepto de hamburguesa a la realidad india: una de pollo picante, de patata, de verduras… El día en que te das cuenta que la hamburguesa de guisantes tiene apenas el mismo sabor que la de pollo, tu vida cambia para siempre. Puedes autoconvencerte de que comes sano, al fin y al cabo son solo verduras, mientras engulles la dosis necesaria de grasas saturadas.

Con todo, a muchos de nosotros, el McPollo nos cdevuelve de tanto en cuanto al mundo de la inocencia perdida, sin que tengamos que dejarnos 500 rupias por un plato de macarrones boloñesa.

Anuncios