Otro Dry Day

Otras elecciones, otro dry day. Mañan votan los delhitas para las elecciones generales que vienen celebrándose en diversas fases desde hace algunas semanas. Hay que imaginarse la inmensidad de la India, para comprender porque hay que hacer campaña por etapas, para que cuanta más gente como sea posible pueda ver a los presidenciables, en este caso primerministeriables. La verdad es que a mi no me suena que por Delhi haya pasado Manmohan Singh para hacer ningún meeting multitudinario, aunque voy siguiendo la prensa a diario. Parece que los Gandhis se apañan para llevar adelante la campaña. No voy a esconder mis simpatías por la familia objeto de mi tesis doctoral inacabada. Lo que me ha sorprendido es la tranquilidad y poco ambiente electoral que se repsira. A parte de miles de anuncios por los rincones más variopintos, desde grandes murales hasta pegatinas en autorickshaws, los símbolos del Congress y del BJP por doquier. A los políticos, en cambio, no se les vio el pelo. Supongo que hay mucho que hacer y Delhi, al fin y al cabo, son pocos escaños en el Lok Sabha.

Jai Congress Jai

Así que aunque el ambiente no es  para nada como en las elecciones de Delhi de hace unos meses, el dry day lo hemos tenido igual. Desde ayer a les 5 de la tarde no se puede tomar alcohol, a menos que lo hayas almacenado en la nevera. Ni bares ni tiendas de alcohol sirven nada de nada (no puedo asegurar que no acepten un pequeño soborno a cambio de un cocktail, aunque parece improbable). Hasta mañana a las 5 de la tarde, cuando ya hayan cerrado los colegios electorales, no podremos volver a tomarnos una copichuela. Ni que nos tomaramos tantas… Por cierto, muchas fiestas nocturnas cierran estos días por falta de clientela. Alquien se puede imaginar una fiesta multitudinaria sólo regada con Cocacola y Mirinda. Parece ser que los managers de los locales, ni por asomo. Así que simplemente cierran.

Lo mejor en un día como hoy es observar como diversos locales han puesto su anuncio de dry day en la puerta desde el boli sobre papel de cuadritos hasta las placas más formales y luego irse a dormir temprano. Mañana, si fueramos indios, iríamos a votar. Como no, pues nada.

P.S. De forma muy irregular, conseguí tomarme un cocktail en un lugar que mantendré en secreto por si las autoridades indias tienen espías en la red.