Jahaz Mahal

Los domingos hay muchas formas de pasar la tarde. Reconvertir un antiguo albergue de peregrinos en un campo de badminton es algo un poco heterodoxo pero que en Delhi es posible. De hecho, maravilla la capacidad de los delhitas para ocupar los espacios históricos para las más diversas actividades. Lejos de ser piezas de museo sacralizadas y cerradas a cal y canto, las tumbas y palacios de la ciudad, tantos que es imposible conocerlos todos, van tomando nuevos usos: escondites de parejas que se acarician o cuchichean, refugio de sombra para charlas en pleno verano, campos de críquet o badminton…

En la frontera de la ciudad con el mundo rural, en Mehrauli, encontramos un ejemplo de precioso abandono. El Jahaz Mahal fue construido por la dinastía Lodhi frente al Hauz-e-Shamsi, bastante más antiguo. La impresión del edificio desde el estanque hace que parezca un barco que flota sobre las aguas, por ello se le dió el nombre de Palacio del Barco (Jahaz). El edificio llama la atención por las numerosas cúpulas de sus chattris. Desde 1720 se celebraba aquí un festival donde todos los vendedores de flores de la ciudad prestaban tributo al emperador mogol. El festival, Phulwalon ki Sair, ha sido recuperado recientemente y se celebra en octubre. Alrededor del sarai, un pequeño mercado bullicioso que parece más de ciudad pequeña que de capital.

 

Jahaz Mahal

Un comentario sobre “Jahaz Mahal

  1. Jo he tingut la sort de disfrutar d’un diumenge per la tarda a Delhi amb un dels teus interesantissims tours per aquests llocs tan increibles que dius. Mil gracies Enric!!!
    xavi

Los comentarios están cerrados.