Shusaku Endo – Deep River

Ahora que estoy lejos de Delhi por unos días, me doy a la lectura de otras visiones de la India. Hay que buscar mucho para encontrar libros en Japón que hablen de la India, y que hablen bien. Me temo que Deep River no tiene la riqueza de la experiencia que esperaba, pero hay que reconocerle algunas cosas. Empecemos por describir casi a la perfección las típicas reacciones de los japoneses ante la India, un país del que probablemente tienen otras orientalizaciones que las europeas, aunque no dejen de tener las suyas. A través de la experiencia de Varanasi, los cuatro protagonistas se transforman. Cada uno de ellos ha ido a la India en una peregrinación budista por distintos motivos, ninguno de los cuales directamente religioso. Todos miran hacia el hinduismo con unos ojos hipnotizados y creo que demasiado cándidos. Endo es uno de los escritores más interesantes de la literatura contemporánea nipona, aunque tal vez mucho menos conocido que Murakami, Oe o Yoshimoto. Para él este debía ser un libro esencial puesto que lo eligió para meterlo en su ataud. La discusión sobre el cristianismo en el libro es, tal vez, lo menos literario y más aburrido. Endo mantuvo durante su vida una preocupación constante sobre como ser cristiano con herencia japonesa, eso me han contado, pero la verdad es que en este libro sus divagaciones sobre el cristianismo y la reencarnación sobrepasan los limites de la novela y, a veces, la convierten en un aburrido ensayo que no está muy claro que lleve a ninguna parte. A mencionar también lo gratuito de situar toda la historia en medio del asesinato de Indira Gandhi que no aporta demasiado a la historia, más que la oportunidad de cometer un par de errores históricos sin importancia…

Con todo, interesante leer esta aproximación japonesa a la India.

Anuncios