Silencio, Barista

Ni he conseguido acciones en Barista, ni quiero rendundar en mi preferencia por estas cafeterias frente al CCD y al Costa Café. Últimamente hay muchos motivos para elegir Barista: tienen una targeta VIP que te da el 10% de descuento en todas las consumiciones, cada vez tienen más ofertas y descuentos 2×1 (y aparentemente el café no ha empeorado), crean nuevas combinaciones acertadas (afogato de avellana o muffin shake)…

Pero lo que realmente me empuja a escribir sobre esta cadena de cafeterías es algo inusual en la India y que, teniendo en cuenta o no las políticas fiscales que puedan darle cobertura, hayan tomado la decisión de contratar a sordos para las funciones de camarero (que sirve, o sea que no toma nota). Me sorprendió la primera vez que vi uno en el outlet de CP, cerca de Janpath, me asombró cuando lo volví a ver en GK y me encantó la idea cuando en mi Barista habitual, en NFC, también incorporaron a uno. Al hablar con otra gente, me han comentado que algunas cafeterías en Noida también tienen personal con esta disminución que, evidentemente, no impide trabajar, especialmente considerando que el camarero que te sirve y el que toma nota no son el mismo. Sólo hay que encontrar a alguien que pueda comunicarse con ellos ya sea por lenguaje de signos o escribiendo los pedidos. En un país donde la gente con disminuciones tiene pocas posibilidades de tener cierta visibilidad social fuera de la mendicidad, me alegro de que una compañía de las dimensiones de Barista haya dade (presupongo) un paso en tal dirección.