Andhra Bhawan Canteen

1, Ashoka Road · New Delhi, Delhi · 01123382031

Me lo había recomendado un amigo en 2006 por su biryani, pero nunca conseguí meterlo en mi agenda, no precisamente apretada. Pasaron los años y al final conseguí encontrar el momento y, a saber, valió la pena. Lo cierto es que es una experiencia presentarse en el Andhra Bhawan un domingo francamente tarde para tomarse un thali genuinamente andhra. Nos estrujamos hasta la caja y pedimos tres thalis y una botella de agua. Nos tocó el número 205 en la lista de espera. Por suerte, la persistente presencia cerca del organizador de tal marabunta nos permitió sentarnos 130 números antes de lo pertinente.

No hay mucho que pedir en este restaurante. O sea, que la carta se reduce a un thali, pollo frito, pescado al curry y cordero frito. El domingo excepcionalmente se concina el famoso biryani de Hyderabad, pero llegamos tarde, así que no podré opinar. De todos modos, el thali parecía una buena opción (todo el mundo lo comía con avidez). El menú se sirve en platas metálicas y consiste en arroz, puris, dos tipos de verduras (berenjenas y algo que no pude reconocer), dos tipos de lentejas, rasam, sambhar, un dulce (excelente)  y yogur. A parte se servía una dosis extra de ghee para aquellos que quisieran enriquecer la ya de por si copiosa bandeja. Cualquiera de los platos era rellenado immediatamente después de ser consumido. Arroz ilimitado, puris ilimitados. Un ágape en toda regla. Y debo decir a que aunque el menú amenazaba picante, resultó mucho más asumible de lo esperado.

Al final, resultó una curiosa manera de pasar la tarde del domingo entre andhras, un colectivo bastante invisible para los extranjeros, y descubrir que en el sur se come algo más que dosa, uttapam e idli.