Lazimpat, mi barrio en Kathmandú

Cruzado por la calle Lazimpat y con aceras francamente irregulares, el barrio de las embajadas de Kathmandú está bastante alejado del concepto de exclusividad que podría emanar. En realidad Lazimpat es una parte integrante del corazón de la ciudad, accesible desde los centros turísticos de Thamel y Durbar Square. Sin embargo, es un oasis de paz, que tanto cubre las necesidades de la comunidad expatriada, como seduce a los viajeros en busca de algo más y a algún que otro visitante despistado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tings Lounge Hotel es el lugar para quedarse. Una pequeña casa con habitaciones básicas pero decoradas con gusto, comida orgánica y un ambiente acogedor para todos los gustos. Chimenea para el invierno, terracita para el verano, menús simples con productos excelentes a precios razonables, una selecta variedad de tés y un servicio amable y atento. ¿Qué más se puede pedir por unos pocos dólares? Un verdadero descubrimiento, que hay que reservar con mucha antelación para difrutar su hospitalidad en pensión completa. Así que si aterrizáis en Kathmandú de sopetón, resignaos y no dejéis pasar a merendar.

Pero para sentirlo como nuestro barrio, Lazimpat nos ofrece unos escelentes spa, otras interesantes opciones de restauración como el restaurante típico nepalí Nepali Chulo con su algo sobrevalorado menú de 11 platillos tradicionales (excluyendo la tapa de palomitas de maíz), en un antiguo palacio con mucho encanto. Personalmente, prefiero la terraza y dejar de lado los espectáculos nepalíes algo fuera de lugar, no tanto por los actores, como por algún que otro grupo de extranjeros alcoholizados. También en la calle principal, la excelente tienda de artesanía con consciencia Mahaguthi expone una variada selección de productos de comercio justo. Un poco más allá la tienda de té Himalayan Tea Corner es el lugar perfecto para sentarnos a pasar la tarde a hablar con sus dependientes y aprender, probar y comprar diferentes infusiones y mieles directamente de las plantaciones de Ilam en el este de Nepal (obligatorio degustar los tés blancos, especialmente los conocidos como agujas de plata y agujas de oro).

Anuncios

3 pensamientos en “Lazimpat, mi barrio en Kathmandú

  1. Hola, soy Ana, una de las autoras de los relatos del Espanol en la maleta 🙂 (Arabia Saudi) llevo tiempo queriendo ir a Katmandu y ahora me apetece aun mas 🙂 Vives tu alli o estas solo de paso ?

    Saludos
    Ana

  2. Buenas Ana,

    Yo vivo en Delhi, pero Kathmandú es una típica escapada para nosotros. Los vuelos son económicos desde India y, aunque estan muy cercanos y comparten creencias y aspectos culturales, sumergirse unos días en Nepal es un verdadero cambio para los que vivimos o viajamos por India.

    Si te animas a ir, te recomiendo muy sinceramente este hotel, aunque hay que reservar con tiempo ya que está teniendo mucho éxito (calidad-precio immejorables).

    Un beso (momentáneamente, desde Barcelona)

  3. Yo he estado en Katmandú a finales de octubre de 2012, y me he alojado en el hotel Radisson, zona de Lazimpat.
    Es una zona que está en vías de urbanización, un poco alejada del centro de la ciudad, pero aún así no hay nada que no sea infranqueable. Yo trealizaba a diario el recorrido a pie, y no he visto ningún inconveniente como narra otro de los tertulianos, criterio que respeto pero que no comparto. Sí, por las noches, puedes realiar el regrso en taxi, que por cierto no resulta oneroso para los españoles, dado a que la vida en general está muy asequible.
    La gente es muy amable y servicial, con muchas ganas de agradar, e incluso si no dominas bien el inglés, hallarás a mucha gente que habla bastante bien el español, que te propiciará un buen diálogo en su ánimo de aprender nuestro idioma. A buen seguro que volveré en un futuro próximo.

    Saludos cordiales.

Los comentarios están cerrados.