Orchha: un alto en el camino

Orchha - The tumbs of the Bundela kings (c) Enric DonateParece que estamos en ninguna parte cuando el Shatabdi Express Delhi – Bhopal lleva 4 horas de viaje. A lo lejos observamos la silueta de un jugador de hockey, Ashok Kumar, que corona un cerro. Nos acercamos a Jhansi, la ciudad famosa por la reina que luchó contra los británicos, la Rani Lakshmibai, pero nuestro destino está todavía a  18 kilómetros.

Orchha fue la capital de la dinastía Bundela durante más de tres siglos. Como resultado, una pequeña localidad que pasaría inadvertida en el camino a los templos de Kajuraho, se ha convertido en una interesante alternativa de fin de semana para los habitantes de Delhi y, en mi opinión, una visita obligada, sino imprescindible, para el viajero en la India. Orccha conserva su patrimonio de manera sosegada. Apenas hay acoso callejero y, sí en cambio, un ambiente animado de locales que vienen a bañarse al río Betwa, que bordea el lugar. Los ghats a los pies de los cenotafios reales son un remanso de calma donde el baño higiénico, los rituales religiosos y la socialización a media tarde se combinan sin sobresaltos. Probablemente en Orccha no pase casi nada, aunque no cesa el goteo de turistas que pasan unas horas para echar un vistazo a los monumentos antes de seguir su viaje.

Si decides venir, quédate una noche.

Anuncios