Amritsar: a pesar de la frontera

Templo Dorado, AmritsarLa ciudad sagrada de Amritsar está situada a pocos kilómetros de la única frontera abierta entre India y Pakistán. Aunque algo alejada de los circuitos principales, es una de mis recomendaciones absolutas en un viaje al norte de India. Los sikhs son una comunidad muy presente en el norte y visitar Amritsar ayuda a entenderlos mejor. Aquí encontraréis el Templo Dorado, un precioso edificio rodeado por un lago y recubierto de láminas de oro. La magnífica arquitectura no eclipsa, sin embargo, la actividad del templo. Se recita continuamente el libro sagrado, mientras miles de voluntarios mantienen en funcionamiento este complejo que incluye un comedor social, un albergue para peregrinos, hospital, museo…

La visita al Langar o comedor social es, tal vez, uno de los momentos más espectaculares. Aquí se cocinan y sirven miles de raciones a diario de pan y lentejas. Cualquier visitante puede tener la hospitalidad de la comunidad sikh y tanto los alimentos como el trabajo son donaciones y voluntariado. Serán bienvenidos aquellos que quieran colaborar durante unas horas en las tareas del templo, así que no dudéis en acercaros si os interesaría participar.

A la salida del templo se encuentra el jardín de Jallianwala Bagh, donde en 1919 murieron cientos de indios a manos del Coronel Reginald Dyer, en una de las represiones más brutales del ejército británico en tiempos de la colonia. Es un lugar cargado de simbolismo para el nacionalismo indio, aunque puede decepcionar, ya que apenas hay información.

Por las tardes muchos visitantes se acercan hasta la frontera. La ceremonia diaria del cierre de las puertas congrega a miles de personas. Los turistas extranjeros tienen reservada una grada accediendo por la Puerta 3 (y con el pasaporte en mano). Lo cierto es que el espectáculo del Wagah Border, una ceremonia militar bastante teatral en la que se arrían las banderas con una explosión de patrioterismo muy pintoresca no es el principal motivo de la visita.

No os vayáis de la ciudad sin probar el chole kulcha, el plato típico de Amritsar en alguno de sus restaurante locales. Kulcha Land es uno de los más conocidos y fiables.

Hay quien compara estar en el Golden Temple con visitar el Taj Mahal. Nuestras rutas Vivencias y Turbantes de la India no pasan de largo Amritsar. Nos quedamos dos noches para que no te pierdas detalle y si quieres, puedas repetir.

Anuncios