CUÁNDO visitar Benarés

Cada año tengo que visitar Benarés con mis grupos. Digo tengo que, con el acento en la obligatoriedad, porque no siempre la experiencia es ideal. Benarés es una de esas ciudades que están en la lista de destinos del viajero, una lista que se basa más en el mito que envuelve a ciertos puntos geográficos. Y bien, como negar, que si de aura especial hablamos, Benarés la tiene bien grande. Por ello, porque pienso que no hay que perdérsela pero que hay que saber ir, me he decidido a escribir unos consejos para ir a Benarés y no morir en el intento.

river-669339_1920

Benarés es muchas cosas. Con dos millones de habitantes, es una de las ciudades más pobladas del estado de Uttar Pradesh, uno de los más pobres de India. Benarés es considerada por muchos la ciudad más sagrada del hinduismo, dedicada al dios Shiva y la diosa Ganga, es un lugar donde el ritual funerario hindú toma una dimensión más pública. Benarés es un centro de estudios védicos y universitarios fundamental en India, donde aprender sánscrito, hindi, artes tradicionales… por lo que es un lugar con un ambiente intelectual y bohemio. Benarés es un caos circulatorio y un sinsentido urbanístico. Benarés es un gran decorado que se puede ver desde una barca al amanecer o al atardecer para vivir el viaje como una película.

VISITAR BENARÉS CON TIEMPO.
Como mochilero, las concesiones a la comodidad no son un problema y a cambio Benarés ofrece experiencias de una intensidad y singularidad sin parangón. Ahora bien, para aquellos que no tengan todo el tiempo del mundo, aconsejo que ir a Benarés sea una etapa de, al menos, tres días y dos noches. Recorrer la ciudad a prisa nos confronta con todos los males de Benarés y no nos permite prepararnos para vivir con naturalidad lo que la ciudad vive cotidianamente: el ritual religioso para los vivos,  la presencia constante de la muerte, desnuda, descarnada, y despojada de la trascendencia que le damos nosotros, el sentido cíclico de la vida y del tiempo.

¿CÓMO LLEGAR A BENARÉS?
Hay múltiples trenes que salen a diario hacia Benarés desde Delhi y Agra, pero también desde Kolkata, Mumbai, etc. Aunque muchos quieren la experiencia hardcorde de ir en Sleeper, o 3ª sin aire, yo recomiendo que se invierta en ir en 3ª con aire. Hay muchos motivos que me hacen preferirla. El menor número de viajeros sin asiento asignado y el hecho de que las ventanas están cerradas por cristales son solo dos. En segunda clase con aire acondicionado todo tipo de viajeros tendrán un mínimo confort, pero no siempre hay disponibilidad de plazas. El caso es que viajar en tren es una forma de vida en India y si se elige, hay que asumir las consecuencias. Los retrasos son habituales, no todo el mundo duerme durante el trayecto, los locales suelen conversar con la gente del compartimento… Tenemos alternativas. En avión el viaje desde Delhi puede costar desde 50€, así que no hay razón para no volar a Benarés. Plantéate si quieres vivir el tren y si tienes el tiempo para rehacerte de una noche que no va a ser la más cómoda de tu viaje. Si dudas, vuela.

ELEGIR UN MES ADECUADO PARA VISITAR BENARÉS
Cuando el río está muy alto puede ser imposible transitar por los ghats y los callejones son muy estrechos, están congestionados y sucios durante el monzón; tampoco la humedad ayuda demasiado. Entérate de como está el Ganges antes de ir, en los últimos años los intensos monzones han hecho que durante algunos días de agosto incluso se tuvieran que quedar amarradas las barcas que pasean por el río. Otro tema a tener en consideración es el de las festividades religiosas. Ciertos festivales atraen a Benarés a muchísima gente de las áreas rurales vecinas. Si coincides con un festival, disfrútalo en lugares donde haya familias y niños. Huye de las muchedumbres formadas por chicos jóvenes, es la forma más fácil de meterse en problemas. Incluso unos viajeros experimentados, entre los cuales estaba yo, tuvieron algún que otro percance en el Shivratri de 2009.

Si resulta que no es un buen momento, hazme caso y ves a Haridwar, otra ciudad sagrada por donde pasa el Ganges y con uno de los aarti, ceremonia al atardecer en honor de la diosa Ganga, más sobrecogedores que he visto.

DORMIR EN UN BUEN HOTEL
De nuevo, los jóvenes viajeros nos hemos alojado en Benarés en cualquier cuartucho por unas pocas rupias. Objetivamente, esos lugares no estaban indicados ni para el descanso ni para el aseo con un mínimo de higiene. Elegir un lugar cómodo para dormir y gastarse un poco más es una buena inversión. A veces, el motivo para no alojarse en un buen hotel es que no están cerca de los ghats. Lo cierto es que los ghats de noche son lugares oscuros, solitarios e incluso peligrosos. Sin embargo el Hotel Palace on Ganges está sobre Assi Ghat uno de los pocos ghats a los que se puede llegar en autorickshaw y rickshaw, facilitando el acceso y donde vivir los rituales de una forma menos multitudinaria que en Dasashwamedh Ghat, el ghat “principal”. El hotel mejor valorado de la ciudad es el Taj Nadesar Palace, que no está al alcance de todos los bolsillos. Opciones de lujo y a mejor precio podrían ser el Ramada Varanasi, el inconveniente claro, la ubicación, más lejos del Ganges.

VISITAR BENARÉS Y… SENTARSE A VER LA VIDA PASAR
Si has llegado hasta aquí te mereces mi verdadero consejo: no te muevas. Deja que Benarés se mueva ante ti. Una de las actividades mejor valoradas de la visita a la ciudad es el paseo en barca. Al atardecer o al amanecer desde la barca presenciamos a distancia el latir de Benarés, pero hay una forma de vivirlo de mucho más cerca. Si en lugar de ir para arriba y para abajo, te sientas en un ghat, uno tranquilo, uno que no sea de los más populares, podrás formar parte del fascinante hacer cotidiano de Benarés, del lento e inexorable paso del tiempo. Tómate un chai y charla con los locales, pregúntales sobre su vida, les encanta explicarla, y si alguien pensó que haría negocio contigo, al cabo de un rato hará una transición natural hacia el ser hospitalario y curioso que hay dentro de todo indio.

Anuncios