Qué hacer en Jaipur

La Ciudad Rosa es una visita ineludible en cualquier viaje al norte de la India. La capital de Rajastán ha cambiado mucho en los últimos años y cada vez tiene una mejor oferta para todos los gustos, pero mantiene su esencia que se palpa en los mercados callejeros y los grandes palacios de los maharajás. Como este es un destino con muchas paradas obligadas, no hay demasiado tiempo para salirse del guión. Con todo, si te queda un rato, no dejes de visitar mis tres lugares favoritos en Jaipur.

Jaipur Bollywood cinema

Compra una entrada al cine Raj Mandir. La película importa poco, si no te gusta puedes salir en la media parte, pero la experiencia de esperar en el hall y entrar a la sala de cine más grande de India con el cine hasta la bandera te va a alucinar.  Los espectadores sienten la película a flor de piel. Si el film es de éxito y aparecen los actores más populares de Bollywood, los gritos y la algarabía te impresionará. Intenta, eso sí, que la película sea romántica, puesto que suelen tener más números musicales y la trama es más sencilla de comprender. Recuerda que el cine de Bollywood es en hindi y no hay subtítulos. Conviene comprar las entradas con antelación y elegir la categoría Esmeralda, para estar con el barullo pero tener buena visión. Si te sientas en Diamond, estarás en el palco, con camarero, pero un poco lejos de la acción.

En lo que a la restauración se refiere, Jaipur tiene cada vez más opciones interesantes. Para mi, un día en la Ciudad Rosa debe terminar en Tapri Tea, una tetería con terraza frente a Central Park. Prueba los mejores tés indios y una versión delicada de las tapas callejeras más populares en este restaurante vegetariano frecuentado por la creciente clase media local. Si buscas algo un poco más exquisito, a poca distancia está Bar Palladio, uno de los restaurantes del Hotel Rambagh. La verdad es que sus cócteles no tienen igual en la ciudad y suele congregar a la flor y nata de la sociedad de Jaipur. No en vano, en mis viajes la bautizamos como “La Cena del Capitán” porque hay que ir con las mejores galas.

osha-key-81006

Otro clásico de Jaipur es Anokhi. Esta marca de ropa ha demostrado tener una gran popularidad entre mis compañeros viajeros. No es económica, pero sus diseños combinan los patrones indios y los cortes occidentales. Si te gustan las compras puedes ir al showroom que está sobre Prithviraj Road, pero si te interesa todo el proceso creativo de la estampación en bloques no te pierdas el Museo Anokhi en un haveli en Amber, la guinda perfecta tras una visita al fuerte de la localidad. Por cierto, si quieres ver el palacio como si estuvieras solo, inténtalo a media tarde. Los elefantes solo ascienden al fuerte a primera hora de la mañana, por lo que la mayoría de turistas lo visitan a esa hora. Recuerda que los elefantes se han domesticado solo para uso turístico y, personalmente, junto con Tarannà Viajes con Sentido, desincentivamos este tipo de prácticas en el turismo.

Jaipur estampación en bloques