TIPS: Notting Hill, Londres

Tres años en Londres y mi barrio no dejó de sorprenderme. Vivir en Notting Hill implica sumergirte en un microcosmos rodeado por la gran ciudad, conectado y a la vez ajeno. El mercado de Portobello es uno de los atractivos de los visitantes de fin de semana. El sábado por la mañana grandes multitudes recorren el mercado de antigüedades, piezas de segunda mano y cada vez más puestos de comida y souvenirs. Los turistas vienen desde Notting Hill Gate y llegan apenas hasta las vías de la Circle Line y el viaducto de Westway. Una buena idea es visitar el mercado entre semana, cuando el público local lo utiliza y los viernes si te interesan los productos vintages y las antigüedades, pero huyes de las multitudes.
clothing-boutique-990079_1280

Otras cosas qué ver en Notting Hill son la puerta y la librería en qué se inspiró la película Notting Hill. Los milenials tal vez no saben ni lo que es, pero en su momento fue una comedia romántica que causó furor.

Pero si lo que quieres es un insider tip, yo te diría que no te pierdas el pastel de carne de Cockney’s Pie and Mash, uno de aquellos lugares tradicionales que han sobrevivido sin añadir nada superfluo, con el ambiente de los trabajadores del barrio y las sillas de comedor de escuela. La mujer al frente un día te habla de sus vacaciones en Tenerife y otro ni te saluda.
En general, Golborne Road en la intersección con Portobello es mi espacio favorito. Lleno de lugares con encanto, antiguos negocios y nuevos locales hipster. Es una lástima que cerrara por defunción del marido la tienda de los abuelitos, su tenacidad era digna de mención. Otros lugares donde disfrutar de lo multicultura y pintoresco del barrio son los opuestos Café o’Porto y Lisboa Patisserie. El primero mejor para salados, el segundo mejor para los dulces, ambos con la capacidad de transportarte a las calles adoquinadas de una ciudad portuguesa.
Otro lugar imprescindible es el Electric Cinema, uno de los cines más antiguos que sigue funcionando en el Reino Unido. A la vertiente histórica, cabe añadir su restaurante, el Electric Diner donde uno puede cruzarse con Kate Moss (me ha pasado). Es uno de los locales donde se junta la gente bien que vive en esta parte de Kensington&Chelsea y al fin y al cabo una pinta de cerveza no cuesta tanto más que en cualquier otro pub.
Finalmente, cabe destacar que sin competir con Bricklane o Shoreditch, Notting Hill ha sido uno de los centros del arte urbano y el grafitti. Hay un grafitti de Banksy en la intersección de Portobello con Cambridge Gardens y muchos otros se acumulan bajo el viaducto. La galería de arte Graffik Gallery expone las obras de artistas urbanos londinenses, programa talleres de pintura con aerosol y comercializa algunas piezas en soportes portátiles de firmas como Banksy, Dotmasters o Clet Abraham.