Cómo preparar un chai

El chai es la bebida india por antonomasia. Siempre es un buen momento para tomarse un té con especias y leche, suave y dulce. Lo preparan por doquier con maestría, sin pretensiones, y sin embargo, cuando intentamos reproducirlo en casa le falta algo. Me gusta pensar que la causa está sobretodo en los ingredientes (especias secas en lugar de frescas) y leche demasiado procesada, aunque no descarto que el sabor especial que concede el medio en que se cocina, el barullo, el caos, la intensidad… no se pueda reproducir en una cocina europea. No en vano, sentarte a tomar el té en cualquier chiringuito, por humilde que sea, equivale a un segundo de paz en el continuo ajetreo de la vida india.

igor-ovsyannykov-165873

Un poco de historia del chai masala

No puedo confirmar la anécdota, pero estoy casi seguro que la leí en una fuente fidedigna. El masala chai se lo inventó una señorita británica en Calcuta en el siglo XIX. Era la esposa de un importante magnate de la East Indian Company. En el aburrimiento de su exilio cotidiano, utilizaba las especias a mano para saborizar los tés que luego serviría a sus huéspedes británicos. Tiene sentido, porque el consumo de té no fue popular entre los indios hasta finales de 1800 con la llegada de la British Tea Company. Para entonces, el chai masala ya había tomado forma.

Ingredientes (por persona)

1 cucharada de hojas de té negro (Daarjeling, Assam…)
1/2 taza de leche
3/4 taza de agua
1 cucharada de azucar (o al gusto)
Jengibre fresco machacado o un cardamomo entero  (también se puede añadir pimienta negra, canela o clavo, aunque el chai de diario suele solo incluir una de las dos especias que se han mencionado en primer lugar)

* Las mezclas de masala chai en el mercado pierden la riqueza de aromas y sabores al substituir los ingredientes frescos por especias secas o en polvo.

Masala del chai

Preparación

  • Machaca las especias en un mortero (si no quieres que el cardamomo tenga un sabor muy fuerte, mejor pon la vaina entera).
  • Hierve el agua y añádele la leche, el té y el azúcar al gusto. Llévalo todo a ebullición.
  • Retira la mezcla del fuego y añade las especias. Vuelve a hervir el té por tercera vez. Así las especias desprenderán todo su pontencial, pero no enmascararán el sabor del té negro que debe estar integrado, ser suave y dulce.
  • Cuélalo

Colado del chai

Servicio

El chai indio no se cocina o infusiona delante de los huéspedes y debe prepararse suficiente para al menos rellenar la taza una vez. En las calles de Delhi te lo servirán en unos característicos vasos de cristal, aunque en casa todo vale.

Anuncios