Tigres en Ranthambore

Entre los parques naturales adheridos al Proyecto Tigre, el más accesible en un viaje al norte de India es el Parque Nacional de Ranthambore. Esta antigua reserva de caza de los maharajás de Jaipur se encuentra en Sawai Madhopur a 3-4 horas de la Ciudad Rosa y a 5-6 horas del Taj Mahal. Una parada de 1 o 2 noches en Ranthambore se combina a la perfección con la mayoría de rutas que incluyen el Triángulo Dorado de India y es un destino especialmente indicado entre noviembre y mayo.

india-tigre-de-bengala.jpg

El Proyecto Tigre es un programa nacional que lleva a cabo un seguimiento exhaustivo de los ejemplares adultos y sus crías puesto que para India la preservación del gran felino es una prioridad absoluta de la política medioambiental. El censo de tigres de Bengala indica que en Ranthambore hay más de 60 ejemplares en la actualidad. Recientemente, pensando en el bienestar animal y la creciente demanda de visitantes, se ha restringido el acceso al núcleo del parque permitiendo así una mayor extensión para el normal desarrollo de la vida animal sin interferencia humana. Esta medida ha limitado las zonas de safari y el número de vehículos permitidos.

Otro de los atractivos de Ranthambore son sus templos, fuertes y pabellones de caza. El Fuerte de Ranthambore que da nombre al parque se remonta al siglo X y los templos en su interior tienen entre 700 y 800 años. Este paisaje humanizado en medio de la reserva deja estampas inconcebibles como son unos tigres descansando en medio de un palacio rajastaní.

Rajasthán. Tigre de Bengala

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LOS SAFARIS EN RANTHAMBORE

  • En el Parque Nacional de Ranthambore hay diez zonas abiertas al público y numeradas sucesivamente del 1 al 10. Los tigres se mueven en libertad por la totalidad de la reserva y sus alrededores, aunque sus patrones territoriales tienden a repetir las mismas zonas. Un macho ocupa unos 50 km2 y en su territorio viven hasta 3 hembras con sus cachorros, que ocupan unos 15 km2 cada una.
  • La entidad responsable del parque mantiene un estricto control de entrada excepto en periodos vacacionales especiales cuando se aumenta el límite de 10 jeeps (6 personas) y 10 canters (20 personas) por zona a un número aleatorio decidido por las autoridades.
  • En todas las zonas hay poblaciones de tigre de Bengala, aunque en las que tienen campo abierto y pradera (3 y 6) es más fácil la observación de sus movimentos.
  • Como norma general, se puede reservar un safari con 95 días de antelación. Conviene decidirse con tiempo si quieres visitar las zonas 3 y 4, que se cuentan entre las más populares. En general, son también las más frecuentadas cosa que según la ocasión puede ser contraproducente ya que el silencio siempre es un valor cuando se va a realizar una incursión en la naturaleza.
  • Otras zonas con una buena probabilidad de ver tigres de Bengala son la 2, la 5 y la 6. La zona 6 tiene los mejores registros de avistamiento en 2018.
  • Contra la creencia habitual, el parque se mantiene abierto durante el monzón, aunque solo son accesibles las zonas 6-10 y pueden cancelarse salidas debido a las lluvias torrenciales propias de esta estación.
  • Si vas a realizar más de una salida en jeep en el Parque Natural de Ranthambore conviene elegir diferentes hábitats, ya que el parque consta de zonas boscosas, montañosas y de pradera. Además de exponerte a un paisaje diverso, disfrutarás del descubrimiento de rutas y de la variedad de flora y fauna que se encuentra en cada ecosistema.

A TENER EN CUENTA
Al visitar cualquier parque natural en India hay que ser consciente que la densidad de fauna es limitada. Si tu objetivo es ver animales probablemente tengas éxito, pero centrarte solo en una especie puede ser frustrante sobre todo si pasas una sola noche en el parque natural. Pon el acento en el acercamiento a la naturaleza que muestra otra cara de tu viaje a India y seguro que será una experiencia satisfactoria. Otro elemento fundamental es comprender que la presencia humana modifica los comportamientos de la fauna y es normal que ahuyente a los ejemplares que suelen frecuentar una u otra zona. Lo contrario indicaría que se están acostumbrando a cohabitar con los humanos y por lo tanto que nuestra presencia es perjudicial para su conservación en estado salvaje. Minimizar el impacto del turismo es importante cuando está en juego la supervivencia de un ecosistema.

India. Oso