Por qué visitar el norte de Argentina

En la lista de destinos de muchos viajeros está Argentina, o sea Buenos Aires y Patagonia. Confirmado tras ver el programa dedicado al país en Global Child TV. No dudo de la espectacularidad del Perito Moreno y los avistamientos de ballenas en Puerto Madryn, pero para bolsillos menos pomposos hay una Argentina muy interesante y combinable con otros países del continente americano. Te cuento por qué visitar el norte de Argentina, no solo por el precio.

IMG_9192

SALTA LA LINDA Y LOS ANDES
Una ciudad de medio millón de habitantes a los pies de los Andes con un centro histórico cuidado y coqueto. Salta es el campamento base perfecto para conocer en profundidad el norte de Argentina. Cuenta con buenos restaurantes y las conocidas peñas donde cada noche se pueden presenciar espectáculos de música y danza gaucha. El Museo de Arqueología de Alta Montaña conserva tres momias incas que van rotando en exhibición y cuentan los rituales de esta civilización precolombina que se extendió hasta esta región de Argentina. Salta es el punto de partida del Tren de las Nubes, el cuarto tren más elevado del mundo. Hoy en día solo se realiza en ferrocarril el último tramo entre San Antonio de los Cobres y el Viaducto de La Polvorilla, un desnivel de impresión en el corazón de los Andes entre Argentina y Chile. La excursión se contrata en la estación de tren y cuesta unos 100 dólares. Incluye un pequeño tentempié de camino, té de coca para el mal de altura y algunas visitas complementarias. Raras veces me uno a un grupo para hacer este tipo de actividad, pero la alternativa es llegar hasta San Antonio de los Cobres por tus propios medios y pagar allí unos 70 dólares solamente por el trayecto de tren.

Argentina. Valles Calchaquíes

LOS VINOS MÁS ALTOS DEL MUNDO
La variedad Torrontés es la reina de las tierras altas del norte argentino. En Cafayate, los vinos blancos de esta variedad son el producto más popular, aunque sus tintos cada vez muestran el carácter de esta región de relieve escarpado y árido. Algunos de los viñedos más altos del mundo, por encima de los 2400 metros, se encuentran a 70 kilómetros de la población por carreteras de ripio transitables solo si no ha habido lluvia. Mi Mini Cooper todavía se acuerda del riacho de lodo que tuvimos que cruzar en el camino hacia Cachi en el corazón de los Valles Calchaquíes y la Quebrada de las Flechas. Si vas a alquilar un coche, que sea todoterreno. La cultura bodeguera recuerda más a la California de Entre copas que a las pequeñas empresas familiares a que estamos acostumbrados en Europa, aunque también aquí hay variedad. Me encantó el recorrido por Piatelli con cata de 5 variedades por solo 150 pesos. En Cafayate hay una buena oferta gastronómica. Sin duda recomiendo Bad Brothers Wine Experience que además de unos vinos excepcionales, tenían una cocina de alta calidad en un espacio encantador. Si pasas algunos días, merece la pena comer en lo de Luís. El pequeño local en una callecita poco transitada detrás de la plaza se llama Como en casa y el propietario, cocinero y camarero elabora buenas pastas y cocina de temporada.

Argentina. Cafayate

LA ARGENTINA MÁS MULTICULTURAL
Los pueblos originarios del norte argentino son quechuas y aimaras. Desgraciadamente, muchas de sus señas de identidad se han perdido, pero la herencia del norte de Argentina se preserva en las facciones los habitantes de Salta y Jujuy. Coloridos mercados, empanadas de llama y ruinas incaicas, se entrelazan con los Andes poblados de cactus gigantescos, salinas que cubren amplias extensiones en medio de montañas y cumbres de franjas multicolor. En un día puedes recorrer esta región desde Salta con parada en Purmamarca, donde se encuentra el famoso Cerro de Siete Colores. Sigue la carretera serpenteando hasta el puerto de 4170 metros conocida como la Cuesta de Lipán y el paisaje se abre a las impresionantes Salinas Grandes, una extensa superficie de sal en el corazón de los Andes. Hay un simpático chiringuito a pocos kilómetros de la llegada que sirve carne de llama. A la vuelta se puede visitar Tilcara con su animado entramado de calles y casas de colores y la fortaleza precolombina. Esta localidad puede ser el lugar para descansar si vas a seguir hacia el norte donde se encuentran la Quebrada de Humahuaca y el pueblo perdido de Iruya, uno de los lugares más pintorescos del norte argentino.

IMG_9281

Si te ha gustado como suena el norte argentino, en las próximas semanas publicaré lo que no te puedes perder en Salta y Jujuy.